Traducción del libro "La Fe Bahai: su historia y enseñanzas", de William McElwee Miller.
TuWeb
Traducción del libro "La Fe Bahai: su historia y enseñanzas", de William McElwee Miller.
Capítulo 1: Antecedentes
Otro punto de vista más...
 
Traducción del libro "La Fe Bahai: su historia y enseñanzas", de William McElwee Miller.

Traducción de cortesía del CAPITULO 5:

El Cisma entre Subh-I-Azal y Baha
En Edirne, la labor que afrontó Subh-I-Azal, quien por unos dieciséis años había sido considerado por los Babis en general como la Cabeza divinamente señalada del pueblo del Bayan, uno con el Bab en rango y gloria, fue de ninguna manera fácil. Como el Professor Browne escribe: (1) " Una comunidad como la que....existió en Adrianopolis (Edirne), compuesta casi enteramente de exiliados y mártires potenciales, y en gran parte de entusiastas religiosos, videntes revolucionarios, y místicos especulativos, cuya actividad incalmable, excluida de acción externa, encerrada dentro de límites demasiado estrechos para su libre ejercicio, requiería que una mano firme controlara y dirijiera sus energías. Una firmeza de la cual Subh-I-Azal parece enteramente de carecer". Su hermano mayor, Baha, "un hombre de mucho más carácter resuelto y ambicioso," había llegado a ocupar gradualmente el lugar de liderazgo real, sin embargo, hasta ahora él había hecho todo en nombre de Subh-I-Azal. Sin embargo, aproximadamente tres años después de llegar a Edirne, probablemente en 1866 A.D, sin líderes Babíes fuertes cerca para oponerse a él, repentinamente se quitó de encima todo disimulo e hizo a la comunidad Babi el reclamo que por varios años estuvo contemplado: que él era Aquel a Quien Dios haría manifiesto, cuya llegada el Bab había predicho (2) (ver capítulo IV). Él luego invocó a Subh-I-Azal (3) y a todos los Babis dispersados por Turquía, Irán, Siria y Egipto a reconocer su autoridad suprema, y a aceptar las revelaciones que él de inmediato comenzó a promulgar como el Verbo de Dios.

Para entender la naturaleza de las reclamaciones de Baha, hemos de recordar lo que el Bab había escrito en el Bayan sobre Aquel a Quien Dios Manifestará, quien sería otra Manifestación Mayor ( ver Capítulo IV): (4) él es divino, y su mandato es el mandato de Dios. Él no debe ser preguntado por qué él hace lo que desea. Todas las Manifestaciones previas fueron por él, y un verso de sus escrituras es mejor que mil Bayanes. Él debe ser reconocido por sí mismo. Sólo Dios sabe el tiempo de su advenimiento, pero él no vendrá antes de 1511 años, y no más tarde que 2001 años después del Bab. (5) , él puede " revelar los versos espontáneamente y poderosamente, sin estudio y sin el medio accesible a lo instruido. Es imposible que cualquiera aparte de Él.....pueda reclamar la posesión de la autoridad....." (6) Como vimos en el Capítulo V, unos cuantos hombres habían afirmado ser un regreso del Imam Husayn, un espejo dentro de la órbita del Bayan, y equivocadamente había identificado a Husayn con Aquel a Quien Dios haría Manifiesto. Fueron denegados por los líderes Babis como pretendientes, y Dayyan fue asesinado por los Babis en Bagdad. Nabil, quien hizo la misma afirmación allí, más tarde la retiró, le proporcionó su lealtad a Baha, y se convirtió en un historiador Baha'i. (7) Baha, sin embargo, por su posición de liderazgo bajo Subh-I-Azal y su relación con Subh-I-Azal, tuvo una mejor oportunidad de éxito que la que tenían los demandantes previos. Consecuentemente, él que había creído ser el regreso del Imam Husayn, ahora promovió el reclamo de ser una Manifestación divina Principal, la misma reclamación que el Bab había hecho unos veintidos años atrás.
Antes de considerar el efecto de esta declaración en el Pueblo del Bayan, es apropiado que aquí demos un resumen de la vida del hombre que mantuvo ser de Aquel a Quien Dios Haría Manifiesto. Su nombre fue Mirza Husayn Ali, del que se dice que nació el 12 de noviembre de 1817 (8) Su padre, conocido como Mirza Buzurg, era un hombre de influencia y riqueza considerables.
Provenía del distrito de Nur, provincia del norte de Mazanderan en Irán, murió cuando Mirza Husayn Ali tenía aproximadamente veinte años de edad. (9) El joven recibió el mismo tipo de educación clásica con tutores de la que era usual para la juventud de su clase social en el Irán en aquel entonces (10).
Al poco tiempo de la declaración de Bab en Shiraz en 1844 A.D., Mirza Husayn Ali encontró a algunos de los discípulos de Bab en Teherán y se convirtió en creyente. No hay evidencia digna de confiar en sostener la historia de que un mensaje especial fue en este momento destinado a él por el Bab. El Bab, ni entonces ni más tarde, le nominó como una de las dieciocho "Letras," ni le concedió a él ningún título. (11) Cuándo el Bab le ordenó a sus seguidores a proseguir hacia Khurasan, provincia del este de Irán, Mirza Husayn Ali obedeció, y en Sabzevar él se encontró con Qurratu ' 1-Ayn. Entonces allí junto a ella, describe Mirza Jani ', (12 )" él permaneció mucho tiempo, ofreciéndole muchos servicios tanto allí y como en Teherán, y, ciertamente, suministrándole a ella y a sus compañeros los medios de continuar su viaje, y costeando todos sus gastos.....En resumen, él se quedó en Sabzevar hasta que Hazrat-I-Quddus viniese allá, a quién él tuvo el honor de esperar, y para quién él recreó la devoción más verdadera. Él fue uno de los más ilustres de los grandes creyentes, estaba presente en la rebelión en Badasht, permaneció firme en su amor, gastó grandes sumas de dinero, y ayudó a los creyentes en todos los aspectos ". No hay indicación en la historia de Mirza Jani de que Mirza Husayn Ali jugó un papel principal en la Conferencia de Badasht. Sin embargo, se dice que fue aquí que Qurratu ' 1-Ayn le otorgó el título de Baha (Esplendor), el cual es el nombre del primer mes del año Babi. (13)
En su narración de estos acontecimientos, Mirza Jani menciona a Baha mucho menos frecuentemente que a su hermano menor Mirza Yahya, usualmente dando para él la designación inferior Janab, y aludiendo para Mirza Yahya como Hazrat. Era realmente evidente que Mirza Jani, en la época en que él redactó su historia en 1851 dC, consideró que la posición de Baha era inferior, no sólo a la de su hermano Subh, sino también a la de Hazrat-I-Quddus, Qurratu'l-Ayn y las otras Letras.(14) Como anteriormente indiqué (Capítulo III), Baha trató de alcanzar el fuerte Babi en Shaykh Tabarsi, pero fue arrestado por las autoridades locales, castigado, (15) y soltado. El hijo de Baha, Abbas Efendi, indica (16) que "después de la muerte del difunto príncipe Muhammad Shah, el 4 de Septiembre de 1848, Baha retornó a Teherán teniendo en mente la intención de cartear y entrar en las relaciones con el Bab". A partir de esta declaración parece que hasta este tiempo Baha ni hubiera visto al Bab, ni había estado en contacto con su maestro.(17) Algún tiempo después, el Bab le escribió a Baha, (18) dándole instrucciones de prestar el mejor cuidado posible a Subh-I-Azal, a quién él había nominado como su sucesor.
No hay prueba, a partir de los anteriores documentos, de sustentar las declaraciones hechas por Abbas Efendi en "Una Narrativa del Viajero" (pp. 62,63), y también en posteriores libros, de que Subh-I-Azal había sido una pantalla para proteger a Baha, quién desde el principio era el líder verdadero del movimiento. (19) Ni hay prueba auténtica de que Baha jugó un papel dirigente en el movimiento Babi antes de su expulsión de Irán. (1851-1852 A.D) (20) Después de la ejecución del Bab, en 1850, él dejó Irán y fue a Irak, donde permaneció cerca de un año.). Fue en este momento que Baha - se dice - encontró a Shaykh Zunuzi en Karbala, y le informó que él (Baha) era el regreso del Imán Husayn. Entonces, después del atentado a la vida del Shah, en 1852 A.D., un número de dirigentes Babis fueron arrestados. Baha fue uno de ellos, probablemente porque él - se supo -. era el hermano de Subh-I-Azal, la cabeza del movimiento. Una gran recompensa fue ofrecida por el arresto de Subh-I-Azal, pero tuvo éxito en escapar. Veintiocho de los prisioneros fueron ajusticiados. Baha fue conservado en prisión en Teherán por cuatro meses, y luego, un mes después de su liberación de confinamiento, salió de Teherán hacia Bagdad, y allí se unió a su hermano Subh-I-Azal, en abril de 1853 A.D.
En el capítulo anterior, hemos contado cómo Baha, en Bagdad, gradualmente asumió el control del liderazgo de la comunidad Babi, y llegó a ser vigilado por los oficiales turcos como la persona principal. Luego en Edirne, en 1866, definitivamente denegó el papel de entera disposición para la Causa Babi bajo el Vicegerente Subh -i- Azal, y demandó a todos a que le reconociesen como el gobernante supremo, una Manifestación Divina. Se dice que él envió una carta a Subh-I-Azal exigiendo su sumisión, pero su hermano rehusó. Acto seguido, Baha trató de forzar a Subh-I-Azal a doblegarse, reteniendo su parte de las concesiones que le eran pagadas por el gobierno turco a través de Baha para los Babis en Edirne. Como consecuencia, la familia de Subh-I-Azal careció de comida, y sus niños pequeños se enfermaron. Su esposa luego fue a la esposa del gobernador turco para quejarse, un acto que fue profundamente resentido por Baha. La culpa por la oposición de Subh-I-Azal a las proclamaciones de Baha ha sido colocada por los Baha'is sobre Sayyid Muhammad de Isfahan, quien había sido un amigo de confianza del Bab, y se había casado con la viuda del Bab, Fatima. (21)
De estos acontecimientos, Professor Browne escribe: (22) " Entre los Babis, el efecto de este anuncio (para el cual, sin duda, la forma ya había sido preparada) fue poco menos que estupendo. Desde Constantinopla (Estanbul) hasta Kirman, y desde El Cairo hasta Khurasan, las comunidades de los fieles estaban desmenuzadas en pedazos por un cisma que cada subsiguiente año se había vuelto más extenso y más permanente.....En Adrianopolis (Edirne) mismo, la lucha fue corta y el triunfo de Baha completa. Subh-I-Azal estaba tan completamente abandonado, que, como él mismo me informó, él y su niño pequeño tuvieron que irse ellos mismos al bazar a comprar su comida. En otras partes, aunque los activos y astutos emisarios fueron de inmediato enviados por Baha en todas las direcciones, el conflicto fue por mucho tiempo mantenido, aunque el asunto estaba desde el principio con dudas. A la cuestión no era meramente si un líder debería ser reemplazado por otro, si ciertas doctrinas deberían ser comprendidas de este o aquel modo, o si las éticas, las prácticas o formas de culto de la secta deberían ser reformadas o modificadas....Sino de si las doctrinas y escrituras del amado Maestro (el Bab), por el cual sus seguidores se habían dispuesto a sufrir muerte o exilio, fuera estimado abrogado y cancelado a favor de una revelación nueva; si su vicegerente elegido, a quién así por mucho tiempo le habían considerado como su Pontífice Supremo y como la encarnación de toda pureza, toda virtud, y la sabiduría divina, debia ser deprimido de esta alta posición, y calificarlo como ' la Primera Letra de Denegación ' de la Nueva Dispensación; Y que el Bab mismo debiera ser considerado, no como el ' Punto de revelación, o una auténtica Manifestación Divina, sino como un mero heraldo y precursor de una Teofanía más perfecta".
Es claro, sin embargo, que el asunto vital no fue la de reformar las leyes y costumbres decretadas por el Bab, pues no hay prueba para señalar que Baha abrogó al Bayan. El problema fue cómo Baha podría asumir el control de la supervisión suprema de la Causa Babi. Esto lo hizo él dejando a un lado al Vicegerente Subh -i- Azal, y proclamándose una Manifestación Mayor. (23)
Sin embargo este capítulo amargo de la historia se ha omitido mayormente por los historiadores Baha'is, (27) la verdad es que aquellos Babis que permanecieron fieles a Subh-I-Azal, más tarde conocidos como Azalis o Babis, unos veinte fueron asesinados en Bagdad, Edirne y Akka por los seguidores de Baha.(28) Dos de esos asesinados eran hermanos de Fatima, la viuda del Bab, (29) y uno fue su marido Sayyid Muhammad de Isfahan, y dos eran Letras señaladas por el Bab. Se dice que estos asesinatos fueron el trabajo de los seguidores más entusiastas de Baha, y que él no se hizo responsable. ¿Como pudo ser que uno que poseía el conocimiento divino y el poder para influenciar a los hombres como Baha afirmó tener, no pudo impedir tales actos de parte de sus discípulos íntimos? ¿Y no podía haberlos repudiado, o al menos haberlos castigado?. Hasta donde se sabe, no hizo ninguno de las dos cosas. Para entender esta actitud, tan extraña para las personas religiosas de occidente, debería ser recordado que los hombres que cometieron estos crímenes fueron almas gemelas a aquellos que habían tramado el asesinato del Shah de Irán (Capítulo V). Los historiadores musulmanes relatan que el Profeta Mahoma aprobó el asesinato de ciertos individuos que se opusieron a él. (30) En Consecuencia ¿se podría sostener que si una Manifestación asiente oposición de este modo, una Manifestación mayor no podría hacer lo mismo? Un Baha'i iraní dijo al Professor Browne: (31) "seguramente, usted no pueda pretender negar que un profeta, quién es una encarnación de la Inteligencia Universal, tiene tanto derecho para quitar a alguien que él percibe ser un enemigo para la religión y un peligro para el bienestar del género humano, igual que un cirujano tiene que amputar una extremidad gangrenada". Consecuentemente, los actos que para algunos podrían parecer criminales, para otros, con un punto de vista diferente, pudieron aparecer como la expresión de la justa voluntad de Dios.
Según los Azalis, Baha no sólo consintió el asesinato de estos Babis que rehusaron aceptarle, sino que también trató de envenenar a su hermano Subh-I-Azal. Los Baha'is replicaron que fue Subh-I-Azal quien trató de envenenar a Baha. (32:) Browne confiesa su incapacidad para decidir en quién recaía la culpabilidad, pero un estudio cuidadoso de la evidencia señala que los cargos en contra de Subh-I-Azal no pueden ser sustentados. (33) Cualquiera que la verdad sea, ambos lados están de acuerdo que una tentativa se hizo por uno de los hermanos por envenenar al otro. Ésta es ciertamente una mancha en la historia del movimiento Babi, en la cual, ambos hermanos fueron sus dirigentes por muchos años. Un segundo atentado a la vida de Subh-I-Azal, según los Azalis, fue producido más tarde por el barbero Baha'i en el baño, quien después de escapar, se separó a sí mismo completamente de Baha y de sus seguidores. (34)
Finalmente, el conflicto entre los dos bandos desiguales se volvió tan agudo que las autoridades turcas decidieron separarlos, y aparentemente sin hacer ningún esfuerzo por determinar quien tenía la razón, expulsaron a todos los exiliados Babis de Edirne. Subh-I-Azal y su familia y algunos seguidores fueron enviados a la Isla de Chipre, y Baha y su familia y sus seguidores fueron enviados a Akka (Acre) en Palestina, en aquel entonces ambas regiones estaban bajo el régimen turco. Para mantenerse informado en lo que se refiere a sus actividades, las autoridades separaron a algunos Baha'is para que fueran a Chipre a espiar a Subh-I-Azal, y cuatro Azalis que hicieran lo mismo a Baha en Akka. Uno de los cuatro Azalis fue asesinado por los Baha'is antes de dejar a Edirne, y los otros tres fueron también asesinados al poco tiempo de su llegada a Akka. (35) Referente a esto, Browne escribe:(36) " En lo que se refiere al asesinato de los tres Azalis...por algunos de los seguidores de Baha en Acre, me temo que no hay la menor duda.....No hay, sin embargo, ninguna evidencia para probar que los asesinos actuaron bajo órdenes ".
En el Hasht Bihisht, un libro escrito por dos hijos políticos de Subh-I-Azal, se indica (37) que mientras los Babis estaban todavía en Edirne, unas cartas anónimas fueron escritas por instrucciones de Baha, y dejadas por la noche en las puertas de numerosos oficiales turcos en Istanbul. Estas cartas indicaron que 30,000 Babis, cuyo rey era Mirza Yahya (Subh i Azal), estaban ocultos cerca de Estambul, y en condiciones de derrocar al Sultán de Turquía, a menos que él creyese en su religión.
Sin embargo, un documento ha sido descubierto por un erudito iraní en los archivos del gobierno en Estambul, sellado con el sello de Baha (Husayn Ali), en el cual Baha da información a las autoridades de Edirne en contra de Subh-I-Azal y sus seguidores, dando nombres, alegando que han conjurado contra el gobierno Otomano, y urgiendo a que una investigación se hiciera (38). La investigación se hizo, y un informe fue enviado al Sultán. El informe indicaba que ambos, Subh-I-Azal y Shaykh Husayn Ali se mantenían en ser profetas, y por consiguiente "tales hombres de error no podrían ser dejados abiertamente a transmitir sus actividades destructivas sin ser examinadas. El informe recomendó su conducción de por vida a lugares penales remotos, sometidos a su ser conservados bajo vigilancia o en arresto abierto. El informe fue fechado el 18 de Junio de 1868, y la autorización imperial para su exilio fue expedida en Estambul el 26 de julio de 1868. Consecuentemente, ambos bandos contrincantes dejaron Edirne hacia sus localidades respectivas de exilio a inicios de agosto de 1868. Así Baha, al intentar librarse de su hermano, logró llevarle a una sentencia de cadena perpetua a Akka (39).
No contento con haberse librado de los Babis influyentes que rehusaron seguir a Baha, el bando Baha'i emprendió a reescribir la historia entera del movimiento Babi a fin de hacer los reclamos de Baha más verosímiles. Al hacer esto, redujeron al Bab de ser una Manifestación Mayor independiente, como Jesús y Mahoma, a la jerarquía de un "precursor," como San Juan Bautista. Ignoraron completamente a Subh-I-Azal, o si no, le retrataron como el enemigo principal de la verdad. Y representaron a Baha como haber sido desde el principio la figura destacada dentro del movimiento Babi. Esta tendencia es claramente vista en "Una Narrativa del Viajero", una historia oficial y, sin embargo, anónima del movimiento, escrito por Abbas Efendi, el hijo mayor de Baha, y también en otras escrituras Baha'is.(40)
Para que esta versión falsa de la historia Babi ganara aceptación universal fue necesario que muchos de los viejos libros y manuscritos babís fueran deshechados, pues desmentían las declaraciones Baha'is. Los seguidores de Baha, por consiguiente, comenzaron sistemáticamente a encubrir o destruir las escrituras del Bab y de los primeros Babis. (41) Tuvieron tanto éxito que cuando el Profesor Browne visitó Irán en 1888 solo fue capaz, con la máxima dificultad, de obtener una copia del Bayan.(42) Y cuando visitó Akka en 1890, tuvo una experiencia similar. " Puedo afirmar," escribió después de su visita allí, (43) "que, si fue duro obtener de los Baha'is en Persia el préstamo o regalo de libros Babis, que formaban parte del anterior período de la fe, en Acre fue más duro todavía echar una ojeada a ellos. Pueden que estén, y probablemente están, todavía conservados allí, pero, lo que el buen investigador conseguirá saber de ellos, es que bien pudieron sufrir la fatalidad de destrucción, que los Azalis creen que les ha ocurrido". Ya hemos relatado en la Introducción cómo la historia escrita por Mirza Jani, en 1851, se suprimió completamente en Irán, de manera que Browne fue incapaz de obtener ninguna información acerca de este libro valioso, y la única copia existente en Europa fue encontrada por él en París, y fue publicado por él, para la consternación de los líderes Baha'is (Nuqtatu'l-Kaf). Para algunos de ellos, el Profesor Browne fue acusado de haberse convertido en Azali, y de haber sido sobornado por ellos para publicar este libro.(44)
Referente a la supresión del libro de Mirza Jani, Browne escribe:(45) "es duro para nosotros, acostumbrado a un mundo de libros impresos y bibliotecas cuidadosamente públicas protegidas, lograr que un trabajo tan importante como este pudiera suprimirse exitosamente; e igualmente duro es creer que los adherentes de una religión evidentemente animados por el ego extremo, la devoción y el entusiasmo más ferviente, y, en cuestiones comunes de cada día, por un propósito honrado y transparente, podría ser cómplice en tal acto de supresión y falsificación de pruebas.....Este hecho, si no fuera establecido por la más clara evidencia, la hubiera supuesto como increíble ". Es por los estudiosos no Baha'is, como Gobineau y Browne y Nicholas, y por los Azalis, y no por Baha y sus seguidores, que el mundo agradece el conocer las escrituras del Bab y de los primeros Babis.(46)
Como la gran mayoría de los Babis se convirtieron en seguidores de Baha, nuestro interés principal de ahora en adelante estará con la rama Baha'i del movimiento Babi que tuvo a Akka su centro y a Baha su cabeza. Sin embargo, antes de dejar a Subh-I-Azal y su pequeña minoría de discípulos, relataremos brevemente la historia de su posterior vida. Él con sus dos esposas (47) y sus niños y algunos seguidores (48) llegaron a Famagusta en la Isla de Chipre en agosto de 1868. Su sentencia fue cadena perpetua, y recibieron una asignación diaria por el gobierno turco. En 1878, Chipre pasó del control turco al británico, y los prisioneros Azalis se convirtieron en pensionistas del gobierno británico. Viviendo tan aisladamente, Subh-I-Azal pasó casi completamente al olvido, pues cuando Browne hizo indagaciones sobre él en Irán en 1887 , le sorprendió descubrir que los Baha'is que se encontró no supieron nada, o fingieron saber nada acerca de a él, y muchos dijeron que nunca habían escuchado acerca de él. Sin embargo, los Baha'is algunas veces le amenazaron.(49)
Después de una investigación cuidadosa, Browne se enteró de que Subh-I-Azal estaba en Famagusta, y en marzo de 1890, fue a Chipre para visitarle. Así describe su primera reunión con Subh-I-Azal: "Ascendimos a un cuarto superior, donde un venerable y benigno hombre mayor de unos sesenta años de edad, de algo menos que altura media, con frente amplia, en la cual las huellas de preocupación y la ansiedad eran aparentes, con ojos azules claros profundos, y larga barba gris, se levantó y se adelantó para recibirnos. Ante ese semblante suave y digno, involuntariamente me incliné cortésmente con sincero respeto; Al final, mi deseo largamente anhelado se cumplió, y me quedé de pie cara a cara con Mirza Yahya (Subh -i- Azal) (' La Mañana de Eternidad '), el sucesor señalado del Bab ".(50)
Durante un período de dos semanas, Browne pasó diariamente varias horas conversando con Subh-I-Azal, y obteniendo de él una cantidad inmensa de información de primera mano concerniente al movimiento Babi. "Del Bab y de sus primeros apóstoles y seguidores," escribe Browne, (51) "como de su propia vida y de sus aventuras, Subh-I-Azal hablaba libremente, pero concerniente al origen del cisma que él había presenciado con tan desastrosos resultados, y con todo lo relacionado con Baha y los Baha'is, él fue más reticente, así que, percibiendo que este tema era desagradable, me refrené la mayor parte para referirme a él". Subh-I-Azal y sus hijos siempre trataron a su visita con la máxima cortesía.
Después, Subh -i- Azal y sus hijos prestaron gran asistencia al Professor Browne en sus investigaciones, abasteciéndolo de numerosos libros escritos a mano por el Bab y por Subh-I-Azal y de los primeros Babis, y contestaban a muchas preguntas acerca de las escrituras Babis y de la historia que Browne les preguntaba. Subh-I-Azal vivió hasta la edad de ochenta y un años, y murió en Famagusta en 29 de abril, 1912. Una anécdota de su muerte y su entierro, escrito por uno de sus hijos, quién, al convertirse en un cristiano, se renombró a sí mismo "Constantino el persa", ha sido publicada por el Professor Browne. (52) Subh-I-Azal no dejó testamento, y no nombró a nadie como su sucesor, (53) y sus seguidores no han llevado adelante ninguna propaganda. Sin embargo, hay de muchos miles de personas en Irán (54) que se consideran Babis, y que creen que en este desafortunado cisma la razón estaba con Subh-I-Azal.
NOTAS
1. Browne en New History, p. XXI.
2. La fecha de la declaración de Baha (1866-1867 A.D.) fue fijado por Nabil, un seguidor de Baha, en su Poema Cronológico, en el cual él declara que Baha tenía cincuenta años de edad cuando él expuso su reclamo de ser una Manifestación (J.R.A.S. 1889, pp. 983- 990 ). El famoso escritor Baha'i, Mirza Abu ' 1-Fazl manifestó que la declaración fue in 1868 (Octubre de 1892 J.R.A.S. , p. 703, nota 1). Abbas Effendi, el hijo mayor de Baha, en su libro "A traveller´s Narrative" (pag. 55, nota 3, y 66) en la opinión de Browne, deliberadamente y a propósito antedató la Manifestación" (J.R.A.S. April 1892, p. 306), a fin de dar la apariencia de que Baha había sido desde un tiempo temprano una figura principal en el movimiento. La fecha de la declaración que ha sido dada por Abbas Efendi fue 1852 A.D., unos catorce años más temprano aproximadamente. Los Baha'is modernos dan la fecha del 22 de abril de 1963 A.D. (Shoghi Effendi en Dios Pasa, pp. 148-162), lo cuál es por lo menos tres años más temprano. Notas de Azal, pp. 1021-1023. )
3. La fecha de esta orden, según Shoghi Effendi en Dios Pasa, p. 167, fue el 22 de Shawwal de 1282 A.H. (10 de Marzo de 1866 A.D.).
4. Browne en English Int. a Nuqtatu'l-Kaf, pp. LXIX-LXXI.
5. Bayan Persa, II, 16, donde la fecha 2001, es el equivalente numérico de la palabra árabe Mustaghath, son claramente indicados en palabras. Refiérase al Capítulo IV. Baha al principio trató de dar aclaraciones a las palabras Ghiyath (1511) y Mustaghath (2001) en alguna forma que no estaría en conflicto con sus reclamos. Sin embargo, cerca del fin de su vida en su Tabla Creador de la Alta Creación, Baha revocó su anterior interpretación e indicó que "Él que fue llamado en el Bayan "Aquel Quien Aparecería (es decir, Aquel a Quien Dios Hará Manifiesto) en verdad vendrá en el Mustaghath con poder manifiesto". Él no dio aclaraciones cómo ocurrió que él (Baha'u'llah) había venida antes del Mustaghath. Notas de Azal, pp. 256, 257, 1021-1023.
6. Bayan Persa, VI, 8. Vea Appendice II, p. 5, 445.
7. Nabil es el autor de "Los Rompedores del Alba". Notas de Azal, pp. 500, 999.
8. La fecha exacta del nacimiento de Baha no es conocida, ya que ninguno de los registros oficiales de nacimientos fueron guardados en Irán. Una declaración medianamente precisa de las fechas en la vida de Baha es encontrada en "El poema Cronológico" de Nabil, compuesto en Akka en 1869 A.D. (Octubre de 1889 J.R.A.S. , pp. 983-990). Véase también las Notas de Azal, pp. 450-456, 996, y la Tabla Cronológica para la Historia Babi, de Browne (Julio J.B.A.S. 1889, pp. 521-526).
9. Browne en "Una Narrativa del Viajero", p. 56, nota, Mirza Jani in New History, p. 374, Subh-i-Azal en "Una Narrativa del Viajero", p. 373.
10. Notas de Azal, pp. 457-459.
11. Introducción persa al Fuqtatu'l- Eaf, p. 35, Notas de Azal, pp. 464-470, 607.
12. New History, p. 377, Nuqtatu'l- Kaf, p. 240, Notas de Azal, p. 482.
13. Avareh en Kashfu'l-Hiyal, probablemente primera edición, p. 28, también la declaración de Bayan en English Int. para Nuqtatu'l-Kaf, p. LVIII. Como el valor numérico de las letras árabes de Baha es 9, los Baha'is atribuyen una gran importancia a este número.
14. New History, pp. 310, note 1, 375, Notas de Azal, p. 483, 498, 515.
15. Mirza Jani en Nuqtatu'l- Kaf, p. 242.
16. A Traveller 's Narrative, p. 62.
17. Notas de Azal, pp. 477, 478.
18. Notas del Doctor Sa'eed, p. 15 en traducción, Notas de Azal, p.
19. Notas de Azal, pp. 503 ff.

20. Ibid, pp. 448, 479-485.

21. Ibid, pp. 642 ff., Mirza Jawad en Materials, pp. 21-24.

22. New History, pp. XXII, XXIII.

23. Notas de Azal, pp. 1000, 1009.

24. Nuqtatu'l- Kaf, p. XXV, Bayan Persa, II, 17, J.R.A.S. Julio de1889, pp. 514, 515.

25. Autores de Hasht Bihisht en Octubre J.R.A.S. 1892, p. 686.

26. Browne en Nuqtatu'l- Kaf, pp. XXXIII, XXXIV.

27. Los asesinatos de Azalis por Baha'is en este período son enteramente pasados por alto por Baha en sus escrituras, por Abbas Efendi en Una Narrativa del Viajero, por Shoghi Effendi en Dios Pasa, así como en posteriores relatos Baha'is de la historia del movimiento. Ver Notas de Azal, pp. 548, 1013.

28. Los nombres de un número de Azalis asesinados por los Baha'is es dado por Browne en el Persian Int. en Nuqtatu'l-Kaf, p. 42, y también en el New History, pp. XXIII, XXIV, and J.R.A.S. Julio 1689, p. 517, y por los autores de Hasht Bihisht citado por Browne en Una Narrativa del Viajero, pp. 359-373.

29. Ambos hermanos escribieron refutaciones de los reclamos de Baha, y fue por ésto que fueron asesinados por los seguidores de Baha (Notas de Azal, pp. 543, 566, 567).

30. Nasikhu't- Tawarikh, vol. II, parte 1, pp. 132, 135 (citado en "la Vida de Muhammad" por Sell, pp. 124-130.)

31. A Traveller 's Narrative, p. 372. 30. Nasikhu't- Tawarikh, vol. II, parte. 1, pp. 132, (citado en "la Vida de Muhammad" por Sell, pp. 124-130.)

32. Ibid., pp. 368, 369, J.R.A.S. April de 1892, pp. 296, 297, los Materiales, pp. 22, 23. Muchos años después de estos acontecimientos Abbas Efendi (Abdul Baha) en su Voluntad y Testamento (texto persa, p. 4, línea 9) afirmó que "Subh-I-Azal derramó la sangre pura de Baha en Edirne," una alegación que Baha mismo nunca hizo, y para la cual ninguna prueba adecuada existe (Notas de Azal, p. 1015 ).

33. Notas de Azal, p. 198.

34. J.R.A.S. April 1892, p. 297.

35. A Traveller 's Narrative, pp. 361, 370, J.R.A.S. July 1869, pp. 516, 517.

36. A Traveller 's Narrative, p. 370. Vea apéndice II, #72, en el cuál Baha'u'llah admite que los asesinos actuaron bajo órdenes.

37. Los autores de Hasht Bihisht, quienes fueron Shaykh Ahmad Ruhi y Mirza Aqa Khan, ambos de Kirman (Notas de Azal, p. 1016 ), citado en A Traveller 's Narrative, p. 360.

38. Diario de la Sociedad del Libro de Iran. Abril de1963, pp. 102-110 ( Rahnama- i- Kitab ). El artículo es del Dr. Muhammad Ali Muwahhid. El expediente en los archivos en Istanbul es No. 1475, 812 y 13. Es probable que mucha más información de la historia Babi puede yacer sepultada en los archivos de Estambul. Ver Apendice II, C7 y 513.

39. Notas de Azal, p. 1016.

40. Refierase a la Introducción de este libro, también a Browne en New History, p. XXXI, y a Una Narrativa del Viajero, p. XLV.

41. Subh-I-Azal citado en Una Narrativa del Viajero, p. 343, J.R.A.S. July 1892, p. 452, Notas de Azal, Pp. 207-213.

42. J.R.A.S. Julio de 1889, pp. 505, 506.

43. New History. p. XXVIII.

44. Se dice que esta acusación se encuentra en el libro persa Bada'i'l-Athar, vol. II, de Abbas Effendi. Muchos años pasaron, y luego en 1970 un libro fue publicado bajo el título "Edward Granville Browne y la Fe Baha'i", por H. M. Balyuzi, George Ronald, London. El autor, un Baha'i instruido, en este volumen, que contiene información muy valiosa, ha emprendido a probar que el Professor Browne estaba prejuiciado a favor de las reclamaciones de Subh-I-Azal, y en sus últimos años fue injusto en sus escritos con Baha'u'llah y sus seguidores.

El Sr. Balyuzi le asigna 25 páginas de su libro a una consideración del Nuqtatu'l-Kaf, el cual Browne había publicado en 1910. Él mantiene que mientras Hajji Mirza Jani escribió una historia del movimiento Babi, el libro que Browne publicó no fue el trabajo original, sino una falsificación compuesta más tarde por algún seguidor de Subh-I-Azal. Le es por consiguiente inconfiable, y no le posee la gran importancia atribuida a ella por Browne.

También, Mr. Balyuzi cuestiona la autoría de la larga Introducción Persa al Nuqtatu'l-Kaf, y da razones de por qué él piensa que el Professor Browne no fue el autor, aunque conlleve su nombre. Es evidente que el propósito del interrogador es desprestigiar el testimonio de Browne al nombramiento de Subh-I-Azal por el Bab como su sucesor, el cual el Sr. Balyuzi tenazmente niega.

El sr. Balyuzi describes a Subh- i- Azal as una persona débil e indigna. Pero él admite que, en palabras de Shoghi Effendi (Dios Pasa, p. 163 ), Subh- i- Azal, después de la ejecución del Bab, fue el jefe reconocido de la Comunidad Babi ( P, 39 ).

¿Pero, preguntamos, si el Bab fracasó en nominar a un sucesor (lo cual es improbable), no había allí entre los seguidores devotos y competentes del Bab alguno que fuera digno de ser elegido por ellos como el jefe de su comunidad, y su líder en esos años difíciles? ¿Cómo ocurrió que un hombre tan joven, (de 19 años cuando el Bab murió) débil e indigno, en la opinión del sr. Balyuzi, quién no fue una de las Letras del Viviente, y ni había visto al Bab, fue reconocido por los Babis como su jefe? ¿No podría ser que todos los Babis creían que el Bab mismo le había designado? Esto es lo que Subh i Azal y otros seguidores fieles al Bab han mantenido. Y el Professor Browne estaba de acuerdo con ellos.

El Sr. Balyuzi habla correctamente de Edward Browne como un "orientalista eminente, incomparable entre sus pares, muy conocedor de Persia y del persa, un hombre de gran simpatía y gran instrucción (p.
121 ). Pero él mantiene que Browne fue inconsciente de que el Nuqtatu'l-Kaf fue una falsificación, y que había sido engañado por eso. Debería ser recordado que el Conde de Gobineau probablemente adquirió su escrito de esta historia cuando él estaba en Irán (1855-1858, 1861-1863), y lo trajo consigo a Francia no más tarde de 1863. Fue este manuscrito el que Browne publicó. Por lo tanto, el libro en su forma presente ha debido ser escrito en alguna ocasión antes de 1863, y antes de la declaración de Baha'u'llah y de la división de la comunidad Babi. Si, por consiguiente, el libro publicado por Browne fue escrito enteramente por Mirza Jani antes de su muerte en 1852, o ya sea que otros escribieron el libro después de la muerte de Mirza Jani y le dieron su nombre a él, el Nuqtatu'l-Kaf es, por mucho, la historia más antigua en nuestra posesión de los inicios de la historia Babi, escrito por Babis. Consecuentemente le merece la importancia atribuida por Edward Browne.







Pero aun si pudiera ser probado que la acusación de Mr. Balyuzi fuera cierta, y que Browne en 1910 publicó un trabajo falso como auténtico, ¿por qué este erudito Baha'i nunca llamó la atención a su equivocación publicando una revisión crítica del libro? O ¿por qué no Abdu'l-Baha mismo, cuando él se encontró con Professor Browne en 1912 en Londres, le explicó su error, y le dió la oportunidad para retractarse de su afirmaciones? Browne nunca admitió que él se había estado equivocado en su estimación de la autenticidad del Nuqtatu'l-Kaf, pues él estaba evidentemente convencido de que él no había errado. Hay un bien conocido verso persa que dice:



Si veo un hoyo, y un ciego cerca, Si me siento en silencio, un pecador soy yo.


¿No sería responsable también Abdu'l-Baha, al omitir la advertencia a Edward Browne del foso de error en el cual él vió que había caído, del error de su amigo?
Sin embargo, si Browne nunca habiera visto y nunca hubiera publicado el Nuqtatu'l-Kaf, probablemente hubiera mantenido hasta el fin su creencia firme de que Subh-I-Azal ciertamente había sido señalado por el Bab para sucederle. Pues aun antes de su viaje a Irán en 1887 él estaba convencido por las escrituras del Conde de Gobineau y de otros que Subh-I-Azal fue el jefe de los Babis por la designación del Bab. Sus posteriores estudios y el descubrimiento del Nuqtatu'l-Kaf sólo confirmaron a Browne en su creencia.

Otro hecho que no debería pasar al olvido en considerar la autenticidad del Nuqtatu'l-Kaf es que hay otra copia manuscrita de este libro en la Biblioteca de Princeton University, que previamente le había pertenecido a Dr. Sa'eed Khan de Teherán. En una nota en p. 35 de su libro, el sr. Balyuzi manifiesta que él había conocido a Dr. Sa'eed, cuya honestidad era incuestionable". Dr. Sa'eed ha manifestado que su copia del Nuqtatu'l-Kaf había sido cuidadosamente comparada con la publicada por Browne, y había encontrado estar en acuerdo sustancial con ella. Dr. Sa'eed no consideró que su copia fuera una falsificación.

Es ciertamente lamentable que ahora después de sesenta años, cuándo Edward Browne no puede ya defenderse, su competencia como un erudito, y aun la integridad de su carácter, debiera ser cuestionada.

45. Nuqtatu'l-Kaf, p. XXXIV.

46. Para listas y descripciones de escritos existentes Babis, vease a Browne en J.R.A.S. 1892, pp. 433-499, y Materiales, pp. 198-243.

47. Subh-I-Azal se casó en total al menos con seis esposas y tuvo a quince niños, algunos de ellos murieron en la infancia. Tres de sus esposas se quedaron en Irán cuando él huyó a Irak en 1852. Se ha dicho que Fatima, la esposa en Isfahan del Bab, estuvo más tarde casado por un tiempo con Subh -i- Azal, pero esto es negado por otros. Ella fue finalmente dada en matrimonio a Sayyid Muhammad de Isfahan. Una lista completa de las esposas y los niños de Subh-I-Azal es dada en las Notas de Azal, pp. 560-563, 566-572.

48. Un documento oficial dio el número de adultos como dieciséis (Una Narrativa del Viajero, p. 381 ).

49. Ibid, p. XV, Nuqtatu'l- Kaf, p. XXXIV. Vea a Apendice II, p. 3, #32 y 33.

50. Una Narrativa del Viajero, p. XXIV.

51. Ibid, p. XXV.

52. Materiales, pp. 311 ff.

53. Notas de Azal, p. 557.

54. En 1930 DC, el Dr. Sa'eed de Teherán estimó el número de Babis (Azalis) en Irán en cerca de 1500, contando a mujeres y niños. El Sr. Azal, durante su visita a Irán en 1963, estimó que el número estaba entre 4000 a 5000. Se dice que no tienen organización.

Foto

-
azabaches@galeon.com